Los temidos cólicos del lactante

Buenos días, hoy vengo a hablaros de algo que ahora mismo estamos pasando, se trata de los temidos cólicos, con los que los bebés lo pasan francamente mal y con el que los papás no podemos descansar por lo mal que lo pasan los bebés... Comentaros que los cólicos son un proceso natural que el 80-90% de los bebés pasan durante los primeros meses de vida, y cuyo origen no está demostrado y todo son puras teorías, pero se cree que es un proceso de maduración del sistema alimenticio ..Aunque realmente no hay una regla universal para el tratamiento del cólico del bebé, se pueden seguir una serie de pautas que pueden ser de utilidad para minimizar sus efectos, e incluso eliminarlos, siempre teniendo en cuenta que no todos los bebés son iguales. Quizás aplicando una o varias de ellas, puedas conseguir aliviar a tu bebé, ya que lo mejor que una madre puede hacer es guiarse por su propio instinto maternal e ir probando para ver qué es o que  realmente alivia al pequeño.


Mi bebé ya tiene casi dos meses y ya lleva más de un mes con ellos, y aunque la verdad es que no llora mucho, lo pasa fatal el pobre, por que empuja y empuja sin éxito para expulsar todo lo que le molesta, se estira y regruñe por la frustración que le crea no aliviarse...Incluso he de deciros que se mantiene de pie totalmente estirado para así empujar con más fuerza, (lo que parece increíble para un bebé tan pequeño, aunque la verdad es que no me sorprende, ya que mi hija también se mantenía de pie bastante tiempo a esa edad)..
El caso es que como le doy el pecho, no para de pedirme la teti, porque el pecho no vale únicamente como alimento, sino como alivio, como calor, como seguridad y como un millón de cosas... entonces, cuando mi bebé se siente molesto, busca el único alivio que conoce y que sabe pedir...Su teta, el calor y la cercanía de su madre que es el mejor remedio para todos los males... pero claro, esta situación se da las 24h del día, pide brazos constantes, teti constantemente, etc...lo que supone no tener manos disponibles o a lo sumo, una y a medias... Pues bien, hoy os traigo un poco de información que he recopilado y unos vídeos que he encontrado por la red y que espero que sean de vuestra ayuda. 



¿Qué son los cólicos?

El cólico en el lactante se define como un llanto incontrolable, sin causa identificable, mas frecuente a últimas horas de la tarde, y que suele aparecer en un lactante sano entre las dos semanas y los cuatro meses de edad. Suele acompañarse de rigidez, flexión de miembros inferiores sobre el abdomen y meteorismo.

Se considera que un lactante sufre de cólicos cuando presenta el siguiente cuadro: 3 horas de llanto al día durante, al menos 3 días a la semana, durante 3 semanas (criterios diagnósticos de Wessell). Se sabe que son cólicos puesto que producen dolor abdominal acompañado de contracciones espasmódicas del intestino (*).

El bebé que padece cólico del lactante no suele tener término medio; o está normal, sonriente y alegre, o está llorando, con dolores agudos, flexionado sobre sí mismo, con el abdomen en tensión. Cuanto más agudo sea el cólico más gritará, llorará y se tensará. Esta situación es frustrante para los padres puesto que la solución que les suelen dar en muchos casos es insuficiente y esperar a que los cólicos se pasen, se puede hacer interminable.



La Osteopatía infantil puede ayudar a que este tipo de disfunciones de tipo digestivo se puedan resolver. El cólico del lactante en lo que concierne a la Osteopatía no es más que un compendio de disfunciones mecánicas viscerales que juntas conforman el llamado cólico del lactante y por separado podría ser estreñimiento, regurgitación, diarrea...



Las maniobras que se utilizan provienen de la Osteopatía visceral, están perfectamente adaptadas para trabajar con bebés y niños y se utilizan unas presiones justas para que no entrañe ningún riesgo para el bebé.


(*) Un pediatra suele aplicar los siguientes criterios diagnósticos, dividiéndolos en principales y secundarios:

········· Principales:
1.······ Llanto paroxístico ( >3h/día, >3días/semana) - Wessell
2.······ Comportamientos motores característicos: Piernas flexionadas sobre el abdomen; Puños cerrados.
3.······ Agitación: Niño molesto, inquieto, irritable.
4.······ Llanto vespertino

········· Secundarios:
1.······ Lactante saludable (llanto inexplicable).
2.······ Síntomas gastrointestinales: distensión y timpanismo abdominal, meteorismo, estreñimiento, regurgitaciones.
3.······ Facies dolorosa.
4.······ Falta de respuesta a los estímulos tranquilizantes.
5.······ Otras características: estrés padres, patrón sueño / comida alterado.

Para el diagnóstico se deben de cumplir al menos tres criterios principales y uno secundario.



TRATAMIENTO DEL CÓLICO (LACTANTE Y RECIÉN NACIDO)


  • Antes de nada, hay que asegurarse que es un cólico del bebé, ya que el bebé puede llorar por otros motivos, como el frío, el calor, el hambre, tener el pañal sucio, … Por lo tanto, los padres debería intentar satisfacer las 5 necesidades básicas cuando un bebé llora:
  • * hambre (adaptar las tomas al ritmo del bebé)
    * deseo de succión para tranquilizarse (Chupete?)
    * deseo de sentirse protegido (cogerle y pasearlo en brazos; darle cariño)
    * deseo de jugar o que le hagan caso (jugar con él en un ambiente acorde)
    * deseo de dormir (ambiente tranquilo y apropiado para un bebé)
  • Masajes circulares en el abdomen del bebé. Tumbar al bebé mirando hacia arriba. Aplicar un poco de aceite o de crema hidratante en la palma de la mano y colocarla sobre el abdomen del bebé, debajo del ombligo. Ejercer un masaje con una leve presión trazando círculos en el sentido de las agujas del reloj (ya que la movilidad intestinal se desarrolla en este sentido). Al masajear la zona suavemente se ayuda a que los posibles gases salgan al exterior. Realizar los masajes una o dos veces por día; no esperar a que tenga dolores del cólico del bebé para hacerlo. 
  • Masajear la espalda. Tumbar al bebé boca abajo encima de sus rodillas y masajear y dar palmadas suaves y rítmicas en la espalda.
  • Estiramiento de piernas y movimientos de “pedaleo de bicicleta”. Tumbar al bebé mirando hacia arriba. Coger las piernas del bebé y flexionarlas y estirarlas suavemente (acercándolas y alejándolas del abdomen del bebé) varias veces, a intervalos regulares con unos segundos de descanso. Realizar movimientos de pedaleo con las piernas del bebé. Con todo ellos se ayuda a que los posibles gases que puede contener el intestino se mueva y se alivie el dolor del cólico del bebé.
  • Pasear al bebé boca abajo sobre el antebrazo. Colocar al bebé boca abajo con la barriga en el antebrazo izquierdo y la palma de la mano izquierda en su barriguita. Colocar la palma de la mano derecha en su espalda y darle pequeñas palmaditas. Pasear al bebé por la casa en esta posición.
  • Balancear y acunar al bebé. Se puede mecer en los brazos, en la cuna o en una sillita tipo columpio cuando tenga un poco de control sobre su cabeza. El movimiento relaja las paredes intestinales y calma a los bebés del dolor del cólico del bebé.
  • Mantener al bebé en la posición de sentado hacia delante y darle masajes en la barriga con suavidad.
  • Dar un paseo con el niño en brazos. Para ayudar al movimiento de los gases y disminuir la acidez, es conveniente llevar al bebé en posición vertical. Le ayudará a expulsar los gases que le están molestando.
  • Propiciar un ambiente con sonidos rítmicos ya que parece ser que alivia las crisis (por ejemplo, ponerlo al lado del televisor, ponerlo encima de una lavadora en funcionamiento, de un aspirador, de un secador, …). El objetivo final es entretener al bebé y conseguir calmarlo.
  • Usar una luz tenue
  • Usar una música suave. Esto puede ayudar a calmar al bebé.
  • Sostener al bebé cerca de su cuerpo, abrácelo y háblele suavemente. El canto pueden servir de calmante para los bebés con llanto.
  • El chupete también puede minimizar el sufrimiento del bebé. Con la acción de succionar, los bebés se sentirán menos nerviosos por el cólico del bebé.
  • Dar al bebé un baño de agua tibia. El baño relaja la musculatura de todo el cuerpo y puede que, al relajar los músculos del abdomen, los efectos del cólico del bebé cesen o se minimicen.
  • Dar un paseo con el bebé en cochecito o en el automóvil, ya que el movimiento y el balanceo actúan de sedantes.
  • Sobre todo, ¡no ponerse nerviosos! El cólico del bebé es algo normal y pasajero por el que muchos padres en el mundo pasan cada día.
  • Si es necesario, buscar la ayuda de algún familiar o amigo que puedan quedarse con el bebé de vez en cuando para que los padres puedan descansar algo. Turnarse el bebé entre el padre y la madre para que los dos puedan tener momentos de descanso. Todo ello permitirá que los padres se tranquilicen y puedan sobrellevar los escenarios de cólico del bebé de la mejor forma posible.
  • Medicación: hay que resaltar que no existe una medicación totalmente eficaz contra el cólico del bebé. Aunque cada vez existen más productos destinados a su tratamiento, aún no se ha demostrado que ninguno de ellos sea realmente efectivo. Su uso está muy discutido dentro de la comunidad médica ya que pueden producir lo que se denomina “efecto rebote”. El efecto rebote consiste en una mejoría parcial del cuadro con reaparición en corto espacio de tiempo de la sintomatología incluso con mayor intensidad, obligando a dar de nuevo el medicamento y generando un círculo vicioso difícil de parar. No obstante, su médico puede creer conveniente aconsejarlos para intentar paliar los gases.
  • Dentro de los medicamentos para cólicos en bebés hay algunos que contienen Simeticona, un agente que elimina la formación de espuma y reduce el gas intestinal. El cuerpo no absorbe esta sustancia por lo que es más seguro. En dosis bajas una vez por día y en el horario previo al inicio del cólico del bebé, puede lograr alguna mejoría sin efecto rebote.

Consulte con el pediatra de su bebé sobre el suministro de gotas de Simeticona.
  • No pasar al bebé de brazo en brazo, evitando el famoso: “madre-padre-abuela-madre” pues solo conseguirá aumentar la situación de tensión. La mamá o el papá deben tomar con la mayor serenidad posible la situación, intentar relajarse primero uno para lograr relajar al bebé posteriormente.
  • Paciencia, paciencia y paciencia.


Todas estas sugerencias del tratamiento del cólico del bebé pueden ayudar a tu bebé a combatir los efectos y el dolor. Esperamos que sean de utilidad.










hj



Otros tratamientos:
SALES DE SCHUSSLER
Se denomina terapia bioquímica del Dr. Schussler y resulta muy adecuada en pediatría por su eficacia, su seguridad y la carencia de efectos secundarios. Estas sales tienen que ser potenciadas homeopáticamente.
  • ¿Cómo puede ayudarte? La sal 7 Magnesium phosp está indicada para eliminar espasmos musculares, calmar el dolor en general (y el dolor de estómago en particular), reducir la inflamación y los cólicos. Se puede disolver un comprimido en el biberón de agua o en dos cucharadas soperas de agua y dárselo antes de la toma, o hacer una pasta con unas gotas de agua y ponérselo en la boca 10 minutos antes de la toma (se disuelven con facilidad). También existe en pomada, para aplicar en la tripa tras el baño y masajear la barriga. Pregunta a su pediatra, casi 10.000 doctores en Pediatría aplican ya esta terapia.



OSTEOPATÍA
La manipulación osteopática consiste en técnicas de manipulación orientadas a aliviar el dolor, restaurar funciones corporales y promover la salud y el bienestar. Con ella se pueden tratar disfunciones mecánicas del organismo.
  • ¿Cómo puede ayudarte? En este caso la osteopatía visceral está enfocada a mejorar la función de los órganos digestivos masajeando para conseguir mejor riego sanguíneo.
HOMEOPATÍA
Es una medicina desarrollada hace más de 250 años, basada en la ley de la similitud, en la que se emplean dosis infinitesimales (diluidas en agua, alcohol o lactosa) para estimular al organismo a la autocuración. En sus principios activos se emplean sustancias vegetales, animales y minerales. Se puede utilizar a cualquier edad y carece de efectos secundarios.
  • ¿Cómo puede ayudarte? Colikind es un medicamento homeopático con acción carminativa, tranquilizante y analgésica, que favorece la expulsión de gases y mejora los síntomas del cólico. Precisa cinco gránulos antes de cada toma disueltos en agua. Es bien tolerado, no tiene contraindicaciones y se nota mejoría a los tres o cuatro días. Pregunta a su pediatra (más de 9.000 siguen los principios de la homeopatía).
  • ¿Dónde lo encuentras? En farmacias; más de 22.000 en España disponen de productos homeopáticos. Infórmate en: www.colikind.es  y sobre otros productos, en www.boiron.es











Espero que os haya sido de ayuda, recordar que cada bebé es diferente y le irán bien diferentes cosas

1 comentario:

  1. Mi bebé también lo pasó fatal, lo que lo ayudó un poco son los masajes en el vientre y los biberones anticólicos para que no trague tanto aire. Aquí os dejo también una web con algunos consejos útiles para tratar los cólicos del bebé, a mí me ayudó bastante, http://clubmamas.novalac.es/consejos/para-tu-bebe/los-colicos-del-bebe/ saludos!

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total